Nauseas, mareos y demás

by - miércoles, noviembre 14, 2012


Algo con lo que me costo muchiiiiiiisimo lidiar durante mi embarazo fueron las nauseas. Si bien había leído acerca de las nauseas matutinas, nadie y repito NADIE me dijo nada acerca de nauseas nocturnas! Y es que yo sentía muchísimo asco a la comida desde que me despertaba alrededor del mediodía y luego regresaba durante la noche (y tambien en cortos periodos de tiempo durante todo el día).

Sé que existen muchos trucos y consejos que dan por aquí y por allá para manejarlos pero en mi caso ninguno que leía me funcionaba, por el contrario solo empeoraba todo. Tomar desayuno en la mañana era un suplicio y si me forzaba a tomarlo era solo porque sabia que de no tomarlo caería desmayada en cualquier lado por no consumir alimento alguno. Por las noches, cenar era sencillamente imposible!

Gracias a Dios solo devolví comida 2 veces durante mi embarazo, la primera vez fue cuando me enfermé del estomago durante los primeros meses y la segunda vez el día de mi matrimonio, así que no puedo atribuirle estos hechos a mi embarazo sino a factores externos.

Para que me entiendan no es que no haya tenido ganas de devolver la comida muchas veces, es simplemente que siempre he creído mucho en el "trabajo mental" así que no tuve de otra más que aplicarlo y pensar una y otra vez "No voy a vomitar, no voy a vomitar, no voy a vomitar" y me funcionó! Ojo! No es que con esto me hayan desaparecido las ganas por arte de magia sino que me ayudaba a controlar mis ganas de darme por vencida e ir corriendo al baño. Como les repito, solo les comparto lo que funcionaba conmigo, cada organismo y cada embarazo es distinto así que esto puede funcionarles o no.

Comer por la noche era simplemente imposible, el simple hecho de ver o pensar en comida me producía una sensación de asco y rechazo a cualquier alimento, terrible.

Si bien pude "aprender" a manejarlo o más bien aprendí a convivir con las nauseas, estas no desaparecieron hasta casi el cuarto mes de gestación. Y si bien pude hacer mi vida casi normal a comparación de otras embarazadas, tuve que dejar de hacer muchos actos para no morir en el intento. Por ejemplo, yo soy fanática del facebook, así que justamente por esto me inscribí en cuanta pagina encontré de comida, restaurantes y demás relacionados por esto, cada vez que abría mi timeline y veía imágenes de un riquísimo pollo a la brasa, un filete de carne, hamburguesas, panes con chorizo, salchipapas entre otros, la sensación de asco me regresaba y no tenia más remedio que cerrar la pagina. Cada vez que pensaba en comida como para, por ejemplo, decidir que almorzar la historia se repetía.

En el caso de desmayos, felizmente pude controlarlos e hizo que evitaran que cayera al piso misma novela mexicana. Es decir las veces que me he desvanecido siempre he sentido como que voy perdiendo fuerzas por un momento y luego la presión me va bajando por esto, cada vez que me venía esta sensación, me iba corriendo lo más rápido que pudiera a mi oficina me sentaba y ponía los abrazos sobre el escritorio como si durmiera y trataba de tranquilizarme para no pasar la vergüenza de mi vida. Reincorporarme me tomaba muchísimo tiempo ya que por arte de magia la presión arterial no te regresa a la normalidad.

Durante este tiempo perdí peso en vez de ganarlo, primero porque me enfermé del estómago, me dio gripe y luego vinieron las nauseas y deje de comer cuando sencillamente no podía lidiar con las nauseas.

A mi no me funcionaron el comer galletas en ayuno o tomar vasos de agua ni levantarme de la cama despacio ni ningún otro truco que encontré. Lo único que me ayuda a quitarme el asco que tenía encima era comerme un chicle de menta eso si! no cualquier marca de goma de mascar sino específicamente Chiclets Adams (la de caja amarilla). Si no encontraba esto lo único que podía hacer era comer o bien un caramelo de limón o un caramelo Cocoroko, lo cual también era de mucha ayuda cuando sentía que me iba a desmayar ya que la azúcar ayuda a reponer la presión arterial.

Como les repito, esto fue lo único que me ayudó a convivir con los síntomas de mi embarazo. Y a ustedes, que les funcionó??




You May Also Like

0 Comentarios

Sígueme en Instagram