El mayor de mis miedos ...

by - martes, enero 22, 2013

Ayer, 21 de enero,  fuimos a la clínica en lo que debía ser la última consulta prenatal de mi Antonella.


Para tener las cosas claras, mi embarazo va por las 36 semanas y el doctor nos había dicho que lo mejor sería que la bebe nazca en la semana 37 para evitar riesgos de sangrado que pudieran poner en peligro la vida de mi bebe y la mía. En pocas palabras, una cesárea programada. El día fue el 28 de enero.

Gracias a Dios, la placenta previa nunca me generó hemorragias y fue diagnosticada por una ecografia. Con no hacer esfuerzo durante mi embarazo fue suficiente para que no me generará problemas serios. Otro detalle que también empezó a presentar mi placenta fue una ligera presencia de calsificaciones. El médico me dijo que esto necesitaría observación para ver si esto empeoraba.

El día anterior no dormí. Simplemente me fue imposible. Toda la noche me sentí rara y no me quedó más que ver tv. Ya por la tarde, fuimos a comprar algo de ropita que faltaba para la bebe y luego nos dirigimos a la clínica  Mi mayor temor al entrar al consultorio era que me digan que había aumentado más peso del que debía, como en la consulta anterior que subí más de 2 kilos cuando mi límite era de 500 gramos. Grande fue mi sorpresa cuando el doctor me dijo que en realidad había perdido peso. Me preocupé un poco pero traté de no hacerle caso, después de todo no había hecho dieta alguna, solo había dejado de comer helados.

El problema vino después  Según la cinta métrica del doctor, mi vientre media 30 cm, lo cual me extrañó porque la semana anterior medía exactamente lo mismo. Con la ecografia venia el detalle. Mi bebe no había crecido, de hecho la semana anterior pesaba 2,500 kg y ayer pesaba 2,400 kg y seguía con sus mismos 45 cm. Algo no andaba bien. Cuando fue a ver mi placenta me di cuenta de lo que pasaba sin que el doctor hablara. Las calsificaciones habían aumentado (no, no soy médico pero cuando empezaron con este tema el doctor ya me había dicho como debía verse para preocuparnos y, bueno, tal como él lo había dibujado, así salia en la ecografía). Minutos después me confirmó lo que veía.

El mundo se me vino encima. Si no me puse a llorar fue porque no quería asustar a mi esposo (tuve que esperar por la noche a que se quedara dormido para poder hacerlo). Lo único que quiero, aparte de poder darle de lactar hasta las 6 meses exclusivamente, es que mi bebe este bien y saber que no es así del todo, me mata! El doctor me pidió que no me ponga nerviosa, que no me asuste, que el stress solo podía empeorar las cosas. Me indicó que el jueves me harían un monitoreo fetal y si la situación no mejora, el mismo día tendrían que hacerme la cesárea de emergencia.

Esa palabrita "Emergencia" me terminó de poner nerviosa. Se me vino todo el miedo encima y toda la culpabilidad. Qué hice mal? Tal vez no debí comer tanto helado? Tal vez fue por tanto llorar? o por estresarme tanto? o por querer golpear a su papá tantas veces que me sacaba de quicio (es en sentido figurado obviamente)? Tal vez debí dormir menos o tal vez dormir más? o debí hacer ejercicios? o si quiera yoga? si hubiera hecho estimulacion pre natal, hubiera mejorado en algo? tal vez debí haber trabajado normal? Después de todo, es mi cuerpo donde mi bebe ha estado, mi cuerpo es su hogar y su desarrollo o que el mismo se detenga es por mi o no?

Muero de miedo. No es por no haber terminado de arreglar y comprar todas sus cosas. No quiero que nazca baja de peso ni de tamaño. No quiero que nazca debil. No quiero que no pueda amamantar y que le den formula. No quiero que este en una incubadora y no poder cargarla, abrazarla, besarla.

Mientras para tratar de distraerme voy arreglando lo que será su cuarto y rezo de cuando en cuando para que todo vaya bien. Y si por ahí ustedes también pueden ayudarme con sus oraciones para que todo salga bien se lo agradeceré infinitamente.

Melina

You May Also Like

2 Comentarios

  1. Hola melina, te entiendo perfectamente, nuestro mayor miedo en la vida es que nuestros bebes puedan tener cualquier problema por mas pequeño que este sea. Yo tengo un bebe de dos semanas y tambien tubimosl agumos probemitas en el nacimiento, pero sigue rezando para que todo salga bien y asi sera, es dificil tranquilizarce y te aseguro que cuando nazca tambien te vas a sentir insegura por cada cosa minima, yo me senti asi por que el ombligo no se veia bien, por que no lactaba bien, etc, etc, ademas despues del parto estaras recontra sensible, solo me consolaba escuchar a mis amigas y parientes ya mamas decir que ellas habian pasado por lo mismo. Mucha fuerza mama!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Gracias a Dios el monitoreo fetal salió bien. Lo cual significa que mi beba no está sufriendo pero lo más probable es que sea pequeña porque mi placenta ya no la está alimentando como debería. De todas maneras me intervienen el lunes porque recibiría mejor alimentación fuera y ganaría peso. Gracias nuevamente por tus palabras. Besos!

      Eliminar

Sígueme en Instagram