Ocho cositas que deben saber ...

by - lunes, febrero 18, 2013

Antonella ya nació y les pido disculpas porque estos días me ha sido muy difícil tomarme un tiempo para escribir. Recién nos estamos adecuando a sus horarios y demás por eso casi no tengo tiempo para nada, solo para ella.

Si bien acostumbrarse a que la bebe no duerme de corrido toda la noche es un poco difícil  con el pasar de los días cada vez duerme por más tiempo, lo cual eran muy buenas noticias para nosotros! Pero las últimas 2 noches fueron particularmente duras, no durmió casi nada y por ende yo tampoco. Terminaba de tomar leche, dormía 2 minutos y se despertaba llorando y gritando. La primera noche lo soporté, pero la ayer fue criminal para nosotros. Terminé cansada y con dolor en cada célula de mi cuerpo, incluyendo mi cesárea y es que prácticamente la tuve toda la noche en brazos y al cargarla sobre mi barriga supongo que me lastimó un poco mi herida.

En la mañana siguiente me sentía tan cansada y agotada que empecé a considerar todo lo que me dijeron en algún momento y en lo que estoy en contra "ponle un chupón para que se calme", "dale formula, para que puedas dormir" y "déjala llorar". Debo confesar que prácticamente estaba convencida de empezar con todo hasta que entre a mi facebook y encontré esto que comparto con ustedes.


OCHO cosas que un bebe necesita que sepas:

1. No estoy llorando para hacerte la vida más difícil. Estoy llorando porque me sucede algo. 
2. Acabo de llegar al mundo. No tengo control sobre mi sistema nervioso. Estoy desorganizado. Estar contigo, escuchar tus latidos, olerte, me tranquiliza, me ayuda.
3. El que no pueda dejar de llorar no es mi culpa. Sé que estás haciendo todo lo que puedes. Nos estamos conociendo. Ten paciencia, ya nos entenderemos mejor, no me dejes, sigue intentando.
4. Tú eres mi mundo. Tú eres mi todo. Tú eres todo lo que conozco. No hay en el mundo otra persona que pueda darme lo que necesito de la forma que tú puedes hacerlo.
5. No necesito llorar. No necesito ejercitar mis pulmones, llorar no me beneficia.
6. No me puedo tranquilizar sol@. Si dejo de llorar cuando me dejas sol@ es porque me rendí de pedirte ayuda.
7. Si estás exhaust@, pide ayuda. 
8. Esto no va durar para siempre. Si estás conmigo ahora, podré aprender a tranquilizarme yo mism@ más pronto, nos sentiremos más unidos.


De más está decir que me sentí muy mal conmigo misma, como madre. Lo único que quería era ir corriendo donde mi bebe y pedirle perdón solo por haberlo considerado.

Si les comparto esto es porque quiero que antes de considerar "dejarlo llorar" se den un tiempo en leer esto y pregúntense si en realidad tomar el camino más fácil para nosotros es necesariamente lo mejor para nuestros hijos.

You May Also Like

0 Comentarios

Sígueme en Instagram