Y llegaste tú!

by - domingo, marzo 03, 2013

 Querida Antonella,


Decidí escribirte esto pues algún día me preguntarás como naciste y la verdad es que estoy segura que con el pasar del tiempo varios detalles se irán borrando hasta recordar solo un par de cosas, así que esto me ayudará a recordar casi todo.

Después del monitoreo fetal que tuve el 24 de enero, me programaron la cesárea para el 28 de enero. Así que con la fecha ya programada, solo necesitábamos ultimar detalles en casa para tu llegada y rezar para que no decidieras llegar antes de lo previsto.


Dos semanas antes decidimos, junto con tu papi, armar la cuna que los amigos con los que trabaja nos obsequiaron en el baby shower. Pero fue imposible ya que nos dimos con la sorpresa que los tornillos no aparecían por ningún lado. Tu mami bella encontró los mentados objetos en la mochila que le presté a tu progenitor la semana pasada y él, tan bello como siempre, habia paseado por toda Lima sin percatarse que habían estado con él todo el tiempo! Lo peor fue que el mismo día que los encontré, él acababa de comprar el repuesto jajaja.

Tu sobrina Luciana, emocionadisima por tu llegada!

Ya con la cuna armada, tu ropa lavada, secada y planchada, con el maletín con todo lo que tu papi y yo necesitaríamos para la clínica y con todo el amor del mundo, ya podíamos decir que estábamos listos para recibirte!

Una noche antes fuimos a casa de mi tía Gloria para que nos de su bendición y nos cuide, desde donde este, junto con la mamita Juana. En la casa nos encontramos con toda la tribu de tus primos y nos convencieron para pintarme la panza y hacer una improvisada sesión de fotos! No te imaginas lo que fue!! Luego de la sesión nos fuimos a darnos una super comilona,  ya que después de mi operación me iba a ser muy difícil, por no decir imposible, volver a hacerlo.

Al día siguiente, después de 3 litros de anís para digerir todo lo ingerido el día anterior, me desperté a las 6 de la mañana (la cita era a las 8:30 am en la clínica  para poder alistarnos con haaaaaarto tiempo y no hubiera apuro.

Llegamos a la clínica a tiempo, llenamos todas los formularios, hicimos el depósito necesario que nos pide la clínica, nos dieron el código de la caja fuerte, el número de la habitación asignada y nos dijeron que nos dirigiéramos al centro obstetrico (más conocido comúnmente como "sala de dilatación"). Subimos al segundo piso, yo ingresé a cambiarme mientras tu papi y tu mamina fueron a la habitación a instalarse. Minutos después, mientras yo ya estaba echada y viendo mis programas de la mañana, regresaron para acompañarme. Durante ese tiempo ingresaron varias enfermeras, la obstetriz y el anestesiologo para prepararme y hacerme las mismas preguntas para mi historia clínica, una y otra vez!

Papi y mami
Finalmente entró mi doctor, por fin un cara conocida!!! Me explicó en detalle todo lo que ocurriría antes, durante y después de la operación. Luego de conversar unos minutos me dijo que ya estaban por venir a recogerme para llevarme a sala. Asentí la cabeza y el doctor se fue. Tu papi me grabó un ratito con la cámara para recordar el momento.

Sinceramente estaba tranquila, tal vez demasiado y era un comentario común entre la gente que me vio un día antes. Lo único en lo que pensaba era cuanto saldría la cuenta y no haber olvidado nada.
El momento de llevarme a sala de operaciones había llegado y toda la serenidad se fue al tacho. Traté de estar tranquila mientras tu papi y tu mamina me veían para no preocuparlos pero en ese momento solo pensaba en todo lo que había leído en internet, las contras de la cesárea, lo que podía salir mal, lo mucho que dolía la epidural, que pasaba si me la ponían mal, la recuperación y demás. Y es que valgan verdades, en la internet uno encuentra historias terroríficas acerca de las cesáreas y si uno dice que le hicieron una por la complicación que sea, nunca falta una o un grupo de personas que te atacan diciéndote que igual debiste exigir parto natural. El apoyo y/o comprensión a una madre que le hicieron o le harán una cesárea es casi inexistente.

Regresando al tema, mientras me llevaban al quirofano se me vino todo el miedo del mundo! Trataba de estar tranquila pero era imposible! Una vez que llegue me pasaron a la camilla donde me intervendrían  Habían gente por todos lados. Cada uno se presentó diciéndome su nombre, cargo y de que se encargaban. La verdad no logre retener el nombre de nadie. Minutos después apareció nuevamente mi doctor. Me explicó que me darían un "cocktail" para que este tranquila. Acto seguido se presento el anestesiologo y empezaron a administrarme todo por la vía que tenia en el brazo. Para esto mi doctor adorado me iba explicando que luego vendría la epidural y que necesitaba ponerme de costado. El anestesiologo me iba explicando todo paso a paso, que iba a hacer y que iba a sentir, esto evitó que pensará que me había quedado paralitica (como le pasó a una prima) o asustarme por alguna reacción de mi cuerpo que era normal. Sinceramente casi sentí nada!

Tú!
Después de esto comenzaron a taparme, yo seguía super nerviosa y ya sentía que me temblaba todo el cuerpo. Al poco tiempo ingresó tu papi, tan o mas nervioso que yo. Me sujetó la mano mientras empezaba todo. Nuevamente mi doctor me decía que iba a sentir para no asustarme. Luego de toda la presión por fin escuché tu llanto y que llanto! Me mostraron tu rostro por encima de la manta que pusieron de tal manera que no viera la intervención. Empecé a llorar. Tu papi fue detrás de la enfermera que te sostenía. El anestesiologo secó mis lagrimas con una de las sabanas verdes. La cámara se quedó sin batería  felizmente quedaba el celular. Tu papi te miraba mientras grababa y al mismo tiempo trataba de no perderme de vista (como si me fuera a ir a algún lado no?). Una vez que ya te habían limpiado te trajeron a mi. Te pusieron a mi costado y te miré. La enfermera te juntó a mi mejilla y me susurro "es para que haga el primer contacto, señora". Trate de pegar mi cachete lo más que pudiera ya que no había manera de abrazarte. Y me quedé sin palabras! Había imaginado el momento en mi cabeza miles de veces, había ensayado que decirte la primera vez infinidad de veces pero en ese momento no podía hablar! Intenté articular palabra alguna, moví los labios y no salía ningún sonido. Así que la enfermera te llevó nuevamente, esta vez ya te irías a otro lado para que te bañaran y estuvieras lista para que todos te vean. Papi tenía que ir contigo pero estaba tan abrumado que le tuvieron que decir varias veces que salga ya que no entendía lo que le decían. Él me dio un par de besos para despedirnos y salió tras tuyo. Esto es lo último que recuerdo de operación, desperté un par de horas después en la sala de recuperaciones desesperada por verte.


Gracias a Dios todo salió bien. Y hoy 1 mes y 4 días después  estás más bella y grandota que cuando naciste. Naciste sanita, excepto por el tema del bajito peso que tenías y un detalle con la glucosa, pero esto tuvieron que darte formula un par de veces en la clínica pero luego dependiste al 100% de mi (por lo menos hasta el día de hoy).

Espero te haya gustado!
Te amo
Mami :)

You May Also Like

2 Comentarios

  1. Hola... espero te encuentrees bien,y felicitaciones por la beba. Te cuento que pronto sera mi cesarea,en micaso es porque mi bebito esta de nalgas y ya estoy en la semana 39 y no se ha volteado. Tengo muchas dudas y quisiera saber si en las noches en las que estuviste en la clinica tu bebita paso las noches contigo o en sala de bebes. me cuentas pls, y otra vez felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paola! Hasta donde sé tu bebe se queda contigo por el tiempo que tú quieras, es decir las enfermeras te traerán a tu bebe pero si por algún motivo deseas que se lo lleven puedes solicitarlo. En mi caso, mi bebe pasó todas las noches conmigo, para irnos acostumbrando una a la otra y por el tema de su alimentación. Pero si necesitaba que le cambien el pañal u otro motivo llamaba para que la recogieran e inmediatamente después me la volvían a traer. De todas maneras, a una hora determinada en la mañana (entre las 6 y 8 am) se la llevaban para que el neonatologo pudiera revisarla y horas más tarde pasaba a nuestra habitación para darnos su informe, si había algún problema nos llamaban a la habitación para decirnos que ocurría y si dábamos autorización para tomar las medidas que se requieran.
      Creo que el único motivo por el que tu bebe no pasa la noche contigo es porque requiera algún tipo de cuidados especiales.
      Muchas felicitaciones por el próximo nacimiento de tu bebe y todas las bendiciones del mundo para ambos.

      Eliminar

Sígueme en Instagram