A subir la reja

by - domingo, noviembre 24, 2013

Durante los casi  9 meses que tiene Antonella, la reja de su cuna se mantuvo de la misma manera: abajo. Y es que desde que nació no fue necesario subirla porque si bien Anto se movía no era taaaaaaan inquieta y mientras dormía se mantenía casi en el mismo lugar.

Empezando a abrazar la reja de su cuna
Ahora mi gorda tiene complejo de gimnasta y (por razones que desconozco) ha empezado a amanecer abrazada a la reja de su cuna. Ya no se queda en el mismo sitio mientras duerme, se pone de costado, se pone boca abajo, se vuelve a voltear, se depierta, llora, se pone de costado y se vuelve a dormir. Asi que hace un par de semanas decidimos que ya es momento de subir la reja.


Empieza a tratar de levantarse
El tema creo que me afectó más de lo que pensaba pues es lo único en lo que he pensado en estos días. Antonella está creciendo, se va volviendo más independiente, ya se quiere parar sola (aunque debo seguir luchando con ella para que gatee primero!), ya no me necesita. Cada día que pasa va dejando más ropa porque ya no son capaces de mantener sus mondongitos. Cuando se despierta por la noche ya no me necesita para volverse a dormir porque ya lo hace sola. Ya no es esa pequeñita que no sabía como sentarse sola ni voltearse y cada vez que la echaba se quedaba ahí. Cada día pesa más y mi espalda y brazos la soportan menos. Cada día va demostrando su caracter, Dios y que carácter! Ya no es la misma enana que cuando yo necesitaba hacer algo por unos segundos, lo más seguro era echarla en la cama pues no se levantaría. Mi enana está creciendo, cada día falta menos para cumplir su primer añito y siento que el tiempo pasó demasiado rápido.


Supongo que solo me queda aceptarlo y tratar de disfrutar cada día con ella y, a pesar de todo, agradecer que durante estos meses tuve la posibilidad de quedarme en casa cuidando de ella, algo de lo cual no todas pueden darse el lujo.

You May Also Like

0 Comentarios

Sígueme en Instagram