Cuando el espejo no miente

by - jueves, enero 23, 2014


Ya ha pasado casi un año desde el nacimiento de Antonella, es decir he tenido tiempo de más para recuperarme. De hecho el peso de mi embarazo lo perdí en menos de un mes. No, no hice ninguna dieta ni ejercicios ni nada. Supongo que se debió a la lactancia. Tampoco me quedó mucha barriga pues usé faja mi post parto de B'femme un buen tiempo. Pensé que los daños del embarazo no serían tan notorios, que equivocada estaba!

Han pasado 11 meses y 3 semanas desde que Anto nació y debo confesar, con el dolor de mi corazón, hoy tengo una barriga digna de una futura mami de 5 meses. Es decir no he subido de peso de manera proporcionada ni mucho menor he engordado las áreas que me gustaría rellenar, no! Todo se fue a la barriga, literalmente parezco un liquid paper otra vez.

Hace unos días tuve un matri civil, el primero al que asistía desde el mio. Así que necesitaba ropa pues casi todo lo que tengo es sport (sí, ya sé, necesito un asesor de imagen que me ayude a cambiar el guardarropa con urgencia pero que me ayude ad honorem! jajajaja). Decidí darme un vuelta por tiendas de ropa que quedaran cerca a casa (con este calor casi no dan ganas de salir a ningún lado!). Tenía en mente usar algo casual que no sea demasiado formal pues era una ceremonia de día y con el climita que se maneja esta ciudad, llevar algo muy elaborado se iba a convertir en algo super tedioso! Finalmente vi algunas prendas que me gustaron, así que decidí ir al probador, pero terminé con el autoestima terriblemente destruida. Nada me quedaba! Nada me entraba, nada pasaba mis caderas, y vaya que las que me conocen deben estar pensando "qué caderas?" bueno la misma pregunta me hago yo! Y lo que logré que me entrara, no me quedaba para nada bien. Me miré al espejo una y mil veces y no podía evitar preguntarme, en que momento me puse así? Como me pude descuidar tanto??

Jamás tuve un cuerpo de modelo, ni fui 90-60-90, ni si quiera mi cintura llegó a los 60 pero tampoco se me veía mal. O bien estoy super cuadrada o bien parezco una manzana, si no lo sé a ciencia cierta es porque le tengo terror a agarrar el centímetro y medirme.

Debo reconocer que yo fui una de las que se horrorizó cuando esta fotografía se convirtió en viral.



Ahora pienso "si ella puede y es saludable, pues mostro por ella!". Nunca he vivido obsesionada por como me veo, ni por mi cuerpo y he disfrutado cada uno de mis kilos durante el embarazo (hasta que el doc me dijo que subir 3 kilos y medio en un mes, era riesgoso para mi y para Anto). Pero tener una dieta saludable y reacomodar ciertos centimetros tampoco es algo malo, no?

La maternidad me ha absorbido, pero no solo me ha absorbido sino que yo misma he dejado que me succione por completo. Me he convertido en un ser completamente sedentario, como lo más rápido de hacer o lo más barato que tiene el menú (por que la comida más saludable es más cara?!?!?!??!), es decir pura cochinada. Sí, he sido feliz pero me he descuidado terriblemente y no solo me refiero a mi aspecto físico, sino que mi salud que no debe estar en su estado más óptimo en estos momentos. Estoy segura que si ahora tengo que correr una vuelta a la manzana, antes de llegar a la esquina, ya no doy más. 

Asi he llegado a la conclusión que debo cumplir mi resolución numero 2 para este año RIGHT NOW!!!! Mi vida de sedentarismo debe acabar ya, ya! Antonella ya esta por empezar a caminar sola, así que si no cambio pronto, el cuerpo no me va a dar para poder seguir su ritmo. Creo que aún estoy a tiempo de que este proceso no sea tan largo y/o mi organismo tenga daño irreversibles, asi que creo que es el momento perfecto para empezar. El único detalle que me impide salir a correr como loca todos los días o hacer cualquier ejercicio es que pierdo peso rápidamente (peso, no medidas!) Esto significa que podría perder kilitos sin necesariamente haberme tonificado siquiera un poco o, tal vez, perder peso y empeorar aún más mi salud. Osea, tras piedras, palos! Por esto tendría que necesitar un personal trainer o alguien que me vaya aconsejando de a pocos que hacer y que no hacer. Así que, así no quiera, creo que terminaré metiendome a un gimnasio :( Así que si hay alguien interesado en patrocinarme, se aceptan propuestas!! jajajaja

Ya les iré contando como me va.

Un beso!

You May Also Like

0 Comentarios

Sígueme en Instagram