Papá no quiere niña

by - miércoles, diciembre 17, 2014

Desde mucho antes que Anto estuviera en planes a corto plazo, yo sabía que mi primer bebé sería niña. Toda mi vida viví solo con mujeres (mi madre y mi abuela) por ende el cuidar a otra mujer me parecía algo más normal, más natural. Yo soy mujer, ella es mujer ¡papayita! La idea de ser mamá primeriza y de un hombre me preocupaba, si nunca había convivido con uno, cómo podría cuidar de él si no sabía casi nada del tema? Sentía que primero necesitaba cuidar a una niña, como el tema ya lo conocía más o menos, una vez que supiera bien de que trataba la maternidad estaría preparada para cuidar a un niño, algo así como un paso a la vez. En fin, locuras mías!

Con mi esposo el tema era distinto, él solo quería hijos, solo hombres, mujeres? NO! NO HAY FORMA! La razón? No sabía (¿sabe?) como lidiar con mujeres. Él ya tiene un hijo varón y el tener que cuidar a una mujercita lo ponía sumamente nervioso. Las niñas son más delicadas, hay que tener más cuidado con ellas, que el cuidado al cambiarle el pañal, como hablarle, como tocarla y si encima a eso le agregan que aún no sabe como va a tener que lidiar con el tema de los amiguitos, los enamorados o noviecitos y similares.

Después de lo que les he contado deben de imaginar como fue, para él especialmente, enterarse que nuestro primer bebe sería niña. Para mí fue alegría total, porque como que en el fondo lo sabía pero para mi esposo la noticia fue desastrosa! El mundo se le vino encima! Si bien intento disimularlo los 2 meses restantes de mi embarazo (nos enteramos del sexo de Anto como al séptimo mes), sus intentos fueron inútiles.

Finalmente llegó el 28 de enero del 2013, día en que mi pioja bella llegó al mundo. Ese día el mundo cambió radicalmente para mi esposo. Cada día que pasa está más y más embobado con Anto. La idea de que haya sido niña le encanta! La abraza, la besa, él llega y ella va corriendo a abrazarlo con una sonrisa enorme, le pide que ponga música para que bailen y la primera vez que dijo "Papi" no saben! Tiene miles de grabaciones de ella diciendo "papi". Le ha gustado tanto la idea de tener un niña que en caso tengamos otro bebé más, él quiere otra niña para que lo engría como Anto lo engríe a él, pues ya sabe que los niños suelen ser más pegados a la mamá.



Y ustedes ¿cómo recibieron la noticia del sexo de sus bebes? ¿Era la respuesta que esperaban?




You May Also Like

0 Comentarios

Sígueme en Instagram