¿Por que la lonchera para niños es un dolor de cabeza?

by - lunes, abril 25, 2016

No hay día que no me pregunte ¿por qué la lonchera para niños es un dolor de cabeza? Para que me entiendas mejor, aquí en Perú le decimos lonchera a la merienda o al refrigerio que los peques llevan al colegio. Así que ahora que ya estamos sintonizados me pregunto nuevamente ¿por qué las prepara la bendita lonchera es un dolor de cabeza?

Cuando yo era chica, recuerdo que mi refrigerio consistía básicamente de: Un refresco (usualmente limonada caliente o fría dependiendo del clima) y un pan con algo (mantequilla, jamonada, huevo, huevo revuelto, etc.). Alguna veces había papa sancochada con mantequilla o el clásico huevo duro, pero básicamente era un refresco y un pan. Así fue durante mis primeros 8 años de colegio. Los últimos 3 fueron: Gaseosa y un mixto caliente, o sea pan con jamón y queso que compraba en el kiosko del colegio. Si debo ser completamente sincera, nunca tuve ningún problema relacionado a mi alimentación y la única vez que he tenido anemia fue producto de una infección urinaria que tuve como a los veinte y pico de años. ¡Ojo! No era que a mi mamá no le interesara mi alimentación, solo que creo que consideraban más importante el desayuno, almuerzo y cena, que la lonchera.


Ahora, con toda esta onda de querer saber el valor nutricional de cada comida que nos llevamos a la boca, lo natural y lo orgánico, surge esto de darle tanta importancia a la lonchera de los chicos. No sé ustedes pero para mi, el tema va más allá de cuan nutritivo es. Opciones de refrigerios super nutritivos, hay. Es decir, varias mamis blogueras las han colgado en sus páginas de facebook, el ministerio ha lanzado varios ejemplos, si tienes un nutricionista, te puede armar un plan a tu medida o si googleas un poco en internet, encuentras varias de donde escoger. Que las galletas integrales, que la quinua, que el jugo de arándanos, que las almendras, eso sí TODO natural y si es orgánico, mejor. O sea todo mostro y no dudo del alto valor nutricional que pueda tener pero el tema no es tan simple. 

Si bien las preparamos nosotras, estas van dirigidos a nuestros hijos y son ellos quienes deciden si la comen o no. Ahí parte mi principal tormento. Si a Antonella no le gusta, no lo come y punto. Si no le gusta como se ve no lo prueba y si lo prueba y no le gusto, no lo come. Así de simple. No sé tú pero yo he preparado loncheras bien bonitas como para revista nutricional. Una casita con pan y brocoli como arbolitos. Y así como se fue de casa, regresó. "Mami, casa y pasto no se come, mami". Por las puras me mate armando todo para que en la tarde ella me recuerde que no comemos casas. "Yo no soy mostro, mami" Eso tomando en cuenta que en realidad haya llegado como salió, porque con tanto mover la lonchera, estoy segura que más de una vez la abrió y encontró todo desordenado.

lonchera merienda refrigerio
Fuente: anotherlunch.com
Otro tema complicado es ¿qué cosa le mandas cuando tu hijo es alérgico? Anto sufre alergias pero no sabemos exactamente a que, así que no puedo darle la mitad de la lonchera balanceada que me sugieren. Y si le quito una cosa, ya no es balanceada y tampoco sé con que regresarla a su nivel porque yo no soy nutricionista. Así que las opciones se me reducen para poder armar una lonchera creativa y nutritiva.¡Ya fui!

Y mi último dolor de cabeza para la bendita lonchera: ¿cómo hago cuando a  mi hija le encanta algo pero en el colegio simplemente no le da la gana de comerlo? Anto ama, repito:AMA el brocoli. Es algo de lo que me siento orgullosa,ella muere por el brocoli y yo soy feliz. Así que la primera vez que le mande su refrigerio, le mande el arbolito en cuestión. Fui con la frente en alto y el pecho hinchado de orgullo. Yo era una mamá muy preocupada por lo que come su hija, su lonchera es prueba de ello, era mejor que el resto de las mamás. Y con la misma rapidez que se me infló el pecho, se me desinfló cuando la miss me dijo: "Señora, Antonella no quiso comer el brocoli. Prefirió las galletas que su amiguita le invitó". Destruida moralmente. Le mande los huevitos de codorniz que tanto le gustan. ¿El resutlado? "Mami, hevo en pato" traducción: Mami, el huevo lo como en un plato.

Y es que es así, a los chicos no les importa lo nutritivo o lo que te hayas matando decidiendo que poner y que no. Y si no come nada de lo que tú le mandas, alguien le invitará algo o comerá lo que le gusta a escondidas. ¿En realidad es TAN importante la lonchera? ¿No hay tres alimentos más importantes para comer durante el día? ¿Soy una mala madre si le mando cosas procesadas en vez de ser 100% naturales?

loncheras para niños
Mi ejemplo de lonchera: Agua, manzana, arroz inflado y un yogurt.

¿Qué hago ahora? Tomando en cuenta mis opciones limitadas por su alergia, le mando las cosas que puede comer y que sé que le gustan. Tal vez no es una lonchera completamente balanceada pero creo que tengo varias oportunidades a lo largo del día para compensarlo. Es el único momento del día en el que le permito comer azúcar o algún gustito y creo que eso no me hace una mala mamá o una a la que no le importa lo que come su hija.

¿Y tú? ¿Qué le mandas en la lonchera a tus hijos?




You May Also Like

0 Comentarios

Sígueme en Instagram