Anto no quiere comer

by - viernes, junio 16, 2017

Siempre había escuchado que llega un punto en que los hijos cambian todos sus hábitos alimenticios por completo pero hasta ahora no había dicho nada al respecto porque no me había pasado con Antonella. Bueno, el día, oficialmente, ha llegado: Anto no quiere comer.

Este tema siempre me había preocupado y es que si tengo que confesar algo, yo siempre he tenido problemas con la comida. Decir que era jodida, es poco, porque creo que a mi deberían inventarme un palabra especial. He hecho pasar a mi abuela las de Caín con mi rollo con la comida. Y como que la manera en la que mi abuela afrontaba el tema, no era el mejor así que se hacía una mala combinación. El resultado? No comía nada, de verdad nada de nada. Pero ese es un tema del que les hablaré más adelante. El hecho es que siempre pensé que, como todo en esta vida siempre se te devuelve, llegaría el momento en el que tendría que pagar por todo lo que hice pasar a mi abuela. Y bueno, ahora estoy sentada frente a la pc contándoles que ahora Antonella no quiere comer nada.


Anto siempre ha tenido muy buena apetito, come comía como 10 veces al día y no exagero. Se levantaba y tomaba yogurt con cereal, luego pedía fruta, luego una galleta, luego pan, luego una fruta otra vez, de ahí venia el almuerzo y se repetía la cadena. Luego la cena y a dormir. Me sentía muy afortunada porque siempre escuchaba historias de amigas que contaban que sus hijos no comían nada y yo hablaba de lo mucho que a Anto le gustaban las verduras. Sin embargo desde hace unas semana todo ha cambiado de golpe.

No quiere comer ninguna de sus comidas "favoritas". No quiere pollo, no quiere puré, no quiere tallarines, no lentejas, no papa sancochada y tampoco frita. Las verduras, depende del ángulo con que las mire y no, no es broma. Ayer vio primero un tallo del brocoli y dijo que no quería comer, luego vio la parte de las ramas y dijo que sí le gustaban. Yo solo pensaba "WTF??!" Ni siquiera come sus galletas Margaritas, ahora solo galletas de soda marca San Jorge, no es cherry, en serio no come otras. De hecho hasta pensaba que Anto tenía un sexto sentido porque tampoco tomaba leche y cuando le preguntaba por qué, me decía que porque era falso. Luego salió todo el "boom" de la leche evaporada que no es leche y pensé que mi hija estaba viendo más allá de lo evidente, como si fuera un homo sensorium o algo así (ok, ya estoy viendo mucho Sense8).


Les juro que yo tengo haaaaarta paciencia, soy bastante tolerante, pero también tengo mi límite. Ya no sé que preparar para el almuerzo, porque a veces no come. Tampoco la obligo a comer pero no le doy nada aparte del almuerzo pero esta niña es tan parecida a mi que si le digo que no va comer nada más, no le importa y sigue con su vida. Con tal de darme la contra, ella puede estar todo el día sin comer e irse a dormir como si nada. Sí pues, de tal palo tal astilla.

Así que más allá de ser un post informativo, es más como un post de ayuda. En serio, a ustedes también les pasó que sus hijos amaban algo y ahora ya no les gusta? Cómo lo manejan? Han vuelto a comerlo?




You May Also Like

0 Comentarios

Sígueme en Instagram